Salte la navegación

Si mal no recuerdo, me quedé en buscar una explicación al libre albedrío en los contextos de Caos o Determinismo. Para hacer esto, primero hay que dar un paso atrás y examinar las implicaciones de estas formas de ver el mundo.

Antes de proseguir quisiera aclarar que el Caos basícamente es la ausencia de Orden. Si las cosas siguen un Orden entonces puede preverse su resultado; caso contrario el del Caos. También quisiera aclarar que estoy tratando únicamente con aquello que tiene significado para nuestra existencia y la consciencia humana por 2 razones:

  1. Es imposible abarcar todos los aspectos de la existencia, o también quieren que le meta al mix algo de mecánica cuántica.
  2. Todo en la naturaleza sigue un orden, desde los sistemas solares y galaxias hasta la composición del átomo, contrario (al parecer) a la existencia del hombre.

A darle pues. Si nuestra existencia se dio por una serie de casualidades o por azar,entonces por definición, existimos por algo pero no para algo, y este “para algo” es el propósito.. Esto es, estamos en este mundo por una cadena de casualidades, que bien pudieron darse de otra forma, pero al ser un eslabón más en esta cadena no existimos para cumplir un propósito o, para verme más poético, destino. ¿Donde queda el libre albedrío en esto? Esta es la parte engañosa, y va como sigue. Si nuestra vida carece de propósito, significa que podemos hacer lo que se nos antoje, por que a final de cuentas no hay nada al final del camino que determine a priori nuestro comportamiento, nuestras decisiones y nuestras acciones; entonces cualquier cosa que pase como efecto de nuestras acciones será básicamente, y en principio, una causalidad. En este escenario, creemos que somos libres de escoger. Espero que entiendan por que, si no ahi va un ejemplo:

Un día, el Señor X decide irse a trabajar 10 minutos más temprano para evitar el tráfico. Va manejando bien agusto, escuchando Can’t Touch This de MC-Hammer, cuando al acercarse a un crucero el semáforo cambia amarillo. Decide acelerar para no perder el tiempazo que lleva. Todo va bien, nada más tiene que dar vuelta a la derecha en la construcción que está a unos metros. De pronto, sale un perro de la construcción persiguiendo a un gato. El Señor X lo esquiva dando un volantazo a la derecha pero no puede evitar un camión de cemento que estaba estacionado. Le da un llegue medio violento al camión. El Señor X termina con fractura en un pie, lesiones en el cuello y un coche medio desbaratado. Obviamente ese día no llegó temprano a trabajar. Al mes fue despedido. 2 meses después encontró el trabajo que lo llevó a una vida llena de felicidad y riqueza.

Hay 2 preguntas que contestarse:

  1. ¿Por qué chocó el Señor X? El Señor X chocó no por culpa del perro ni por el fulano que estacionó el camión en ese lugar (el Señor X no controla ninguna de estas variables), sino porque se pasó la preventiva. Antes de eso porque salió 10 minutos antes. Antes de eso porque se tardó 35 segundos peinándose, etcétera …
  2. ¿El Señor X pudo haber evitado el choque? Por donde le veamos el choque era inevitable. Lo que nos interesa es ver si el Señor X tenía la libertad de hacer algo que evitara el choque. La respuesta también, es no. Échenle seso.

A lo mejor no le ven mucho sentido a la historia del Señor X, o a las preguntas. ¿Si existimos para cumplir un propósito, nuestra capacidad de escoger libremente se elimina de la ecuación? En cambio: ¿Si nuestra vida es lo que queramos es por qué podemos escoger libremente lo que queramos? La respuesta a ambas preguntas es NO. En el actual momento de nuestras vidas es imposible para nosotros escoger algo libremente. Tenemos la ilusión de que así lo hacemos, pero en realidad nunca hemos decidido algo por el simple hecho de que es lo que queremos. Piénsenle bien, acuérdense cuando fue la última vez que hicieron o decidieron algo sin tomar en cuenta algún factor presente en sus vidas en ese momento.

Sólo hay que recordar las palabras del Merovingian en Matrix Reloaded:

Choice is an illusion, created by those with power …

En fin, para fines prácticos creo que es correcto decir que actualmente lo que creemos que es una libertad innata para decidir, es una ilusión, ya que estas decisiones son tomadas basándonos en factores o circunstancias que nos afectan y que es necesario que los tomemos en cuenta.

El verdadero libre albedrío es ir más allá de estos factores, llegar a un punto en el que nada nos mueva más que nuestro propio deseo de movernos.

Ahora que sigue … Analizar el por qué creo que si hay un propósito para nuestras vidas y en que nos afecta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: